PACTO EDUCATIVO GLOBAL

El Pacto Educativo Global es una iniciativa impulsada por el Papa Francisco para todos los centros educativos católicos del mundo. Tiene como objetivo seguir mejorando la educación de los jóvenes basada en valores fundamentales como la justicia y la paz a través del despliegue de cinco áreas de impacto: dignidad y derechos humanos, fraternidad y cooperación, tecnología y ecología integral, educación y promoción de la paz y la ciudadanía, cultura y religiones.

En el mundo cambiante e incierto en el que vivimos, la educación se ha convertido en la herramienta fundamental para generar nuevas actitudes y mejorar las relaciones humanas. En La Enseñanza nos hemos adherido al Pacto Educativo Global, pues consideramos que es de vital importancia que el humanismo cristiano trascienda la mejora de la sociedad a través de esos ciudadanos de futuro que formamos.  

Esos futuros agentes de cambio serán los que participen de forma activa en la construcción de un mundo más justo, pacífico y sostenible en línea con el Proyecto Educativo de la Compañía de María que pone a la persona en el centro de su quehacer educativo y que complementa con proyectos propios como EpDH (Educación para el Desarrollo y el Humanismo), FISC (Fundación Internacional de Solidaridad Compañía de María), AHE (Arte, Humanismo y Espiritualidad)…

Un Proyecto Educativo consolidado y reconocido que, con más de 400 años de historia, refenda este Pacto con el que comparte el espíritu de la importancia del papel de la familia en la educación, el empoderamiento de los jóvenes, el respeto por la diversidad, la inclusión, el cuidado de “la casa común”…

En definitiva, unimos esfuerzos para, entre todos, trabajar bajo un proyecto común humanista cristiano que nos permita impulsar la educación de los ciudadanos del futuro.