¿Para qué sirve un hospital? ¿Cómo es? ¿Cómo se cura a los pacientes?

Los niños son curiosos por naturaleza. En su cabecita rondan muchas cuestiones, se hacen muchas preguntas y estos días con abuelitos enfermos, vacunaciones, noticias y demás no dejan de hablar de los hospitales. En ocasiones, acuden con sus familias al pediatra cuando tienen algún problema de salud o bien con carácter preventivo, así que el objetivo fundamental de este proyecto era que los niños perdieran el miedo a "ir al médico", descubrieran su oficio y jugasen a ser médicos, enfermeros o pacientes de forma lúdica y divertida para acercarles a pautas fundamentales de bienestar saludable (ODS 3).

En la etapa de Educación Infantil el juego simbólico es el juego por excelencia en el que los pequeños imitan situaciones que ven en la vida real. A través de la representación, los niños asimilan y comprenden las situaciones que viven en la vida estableciendo relaciones que le ayudarán a desenvolverse en el futuro, así que, decidimos "construir" un hospital en el aula. En él, los alumnos, aparte de jugar y pasarlo genial, practicaron lectoescritura y lógica matemática, adquirieron pautas de comportamiento en la consulta del médico, pudieron expresar sus estados anímicos y de salud y valoraron la figura del médico como persona que nos ayuda. También aprendieron a realizar una RCP a través de una canción.

Gracias a las aportaciones de las familias pudimos tener varias consultas y un quirófano con instrumentos médicos, camilla, muñecos, maletines de doctor, radiografías, esqueleto y cuerpo humano desmontable. 

¡Qué divertido es aprender por proyectos!