ÉCOGESTES

¿En qué nos puede ayudar aprender francés en el día a día? ¿Puede resultar útil en el futuro? Pues bien, ello dependerá de la utilidad que nosotros queramos darle al francés y la forma de trabajarlo en clase. De hecho, son muchos los asuntos políticos, culturales, económicos o sociales (entre otros) que comentamos en el día a día con nuestros amigos o familiares. Por lo tanto, ¿por qué no trasladar todas esas conversaciones e inquietudes a nuestras clases de francés? 

Mediante el trabajo en equipo, hemos decidido tratar el tema de los “écogestes”, es decir, todos aquellos pequeños gestos que cada uno de nosotros hace día tras día para cuidar el medio ambiente y reducir el impacto dañino o contaminante. Para ello, en grupos reducidos, los alumnos han debatido sobre cuáles son los gestos más fáciles y en qué medida ayudan a nuestro planeta. El objetivo es que, utilizando el francés, los alumnos practiquen el idioma extendiendo su vocabulario y presenten sus reflexiones (bien argumentadas y expuestas) ante la clase.  

De este modo, cumpliremos varios objetivos: ser conscientes de la importancia que tienen esos gestos para reducir el impacto medioambiental como consecuencia de nuestro estilo de vida, ampliar nuestros conocimientos en francés (vocabulario, expresión oral, capacidad de buscar información y sintetizarla en otra lengua…) y, por último, trabajar en equipo fomentando la creatividad de cada alumno a la vez que aúnan fuerzas para llegar a un objetivo común.  

Para finalizar, son todos los alumnos, junto al profesor, quienes evalúan el trabajo de sus compañeros mediante una rúbrica que tiene en cuenta diversos aspectos previamente trabajados en clase. Así, los propios alumnos son parte de su propio proceso de aprendizaje y evaluación del mismo.